Miércoles 01 de Mayo | DIA 40

CAMBIO

JOYA BÍBLICA

“El Señor le dio el siguiente mensaje a Jonás, hijo de Amitai: Levántate y ve a la gran ciudad de Nínive. Pronuncia mi juicio contra ella, porque he visto qué perversa es su gente. Entonces Jonás se levantó y se fue en dirección contraria para huir del Señor. Descendió al puerto de Jope donde encontró un barco que partía para Tarsis. Compró un boleto, subió a bordo y se embarcó rumbo a Tarsis con la esperanza de escapar del Señor.

(Jonas 1: 1).

OBEDECER

Jonás fue un personaje interesante. Hacía las cosas que Dios le mandaba en una pequeña ciudad. Un hombre sólido en sus valores, fiel, emprendedor y perseverante. Entonces Dios (como usualmente hace) cambia sus planes. Él lo llamó para cambiar tres cosas:

1. Cambiar de lugar. Jonás era un buen pastor de una iglesia pequeña. Tenía una familia hermosa en su ciudad. Lo apreciaban mucho en el pueblo. Tenía su familia, su casa y un trabajo tranquilo. Pero Dios comenzó a “arruinarle” sus planes. Lo envió a un sitio donde no conocía a nadie, no era respetado por nadie; era una situación peligrosa para su vida. ¿Qué harías si Dios hiciera algo así contigo? ¿Irías donde él te llame?

2. Cambio en el objetivo del ministerio. Dios le ordenó a Jonás que cambiara su objetivo. Ya no iba a ser un profeta de una ciudad pequeña, sino de una grande con una gran misión. Los Jonás contemporáneos también abandonan las ciudades. Pero en vez de abandonarlas, hay que amarlas. Dios nos da dos razones para ir:

a. Es una gran ciudad. (Potencial para un gran impacto)

b. Es una ciudad malvada. (Tiene gran necesidad de Dios) Las grandes ciudades no debe ser abandonadas. Necesitan el último llamado.

3. Cambio en estrategia. Dios le dijo a Jonás “levántate y ve”. Eso era extraño porque normalmente la gente venía a Israel, no al contrario. Dios lo llamó a un cambio de paradigma. Dios quería hacerle ver a Jonás que tú no traes la gente a la iglesia, sino que la iglesia va a donde está la gente.

Salir a Compartir

1. Envíale una tarjeta bonita a un miembro de la familia sin motivo especial.

2. No pierda la oportunidad de decir: te amo.

3. Deje alguna nota positiva en un sitio inesperado.

MI ORACIÓN PARA EL DÍA DE HOY:

Dios Todopoderoso, restaura en mí la pasión por a amar la ciudad en la cual vivo. Ayúdame a entender que tengo que estar en ella y no abandonarla. Amén.

Jesús Te Puede Ayudar

No espere mas...

Pedidos de Oración

¿Quieres recibir más mensajes como este?

¿Quieres recibir más mensajes como este?

Suscríbete a nuestra lista de entrega de mensajes para el crecimiento Espitritual.

Bendiciones! Pronto le estaremos enviamndo mensajes de crecimiento espiriyual.

Pin It on Pinterest

Share This
%d bloggers like this: