DÍA 4 — EL BAUTISMO DEL ESPÍRITU SANTO

“Y estando juntos, les mandó que no se fueran de Jerusalén, sino que esperasen la promesa del Padre, la cual, les dijo, oísteis de mí. Porque Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días.”

(Hechos 1:4-5).

testimonio

“Cuando has recibido el bautismo del Espíritu Santo entonces entenderás más acerca de los gozos de la salvación de lo que has conocido toda tu vida hasta ahora”

(Elena G de White, Manuscript Releases, vol. 5, p. 231).

Visité a un hombre que estaba muriendo de una enfermedad incurable. Oré con él y traté de animarle con el  amor y la gracia de Dios, pero cuando salí de su casa, me sorprendió cuan lo impotente que me sentía ante la situación – y cuan impotentes muchos cristianos parecen estar. Mientras comparaba mi vida y las vidas de   otros cristianos con los cristianos del Nuevo Testamento, el contraste era chocante. Como resultado de esa visita, determiné estudiar a profundidad el tema del Espíritu Santo en la Biblia. Eventualmente estudié 273 textos en el lenguaje original que hablaban directamente de la obra del Espíritu Santo y encontré sobre 2,000 citas únicas en los escritos de Elena de White hablando sobre el tema. 

En mi estudio de la Biblia descubrí el bautismo del Espíritu Santo. Esa experiencia cambió las vidas de Pedro, Pablo y cualquiera otro que recibió el espíritu Santo a plenitud. Aun Jesús fue facultado por el Espíritu Santo, porque hasta que el Espíritu Santo descendió sobre él como paloma, el permaneció en el taller de carpintero. Después que el Espíritu descendió sobre él, Jesús hizo la obra de Mesías.

En las historias bíblicas siempre encontramos evidencia indicando que el poder del Espíritu Santo había sido otorgado. Un viernes de noche cerca de las 10, nuestra niña de ocho años llamó a su mamá. Mientras mi esposa fue donde nuestra hija, decidí ir a mi oficina a orar. Mientras oraba, sentí la divina presencia de Jesús entrar en la habitación. Comencé a hablar con Dios con gran fervor y hambre por la presencia de su Espíritu en mi vida.

Pronto vi a Jesús en la puerta de mi iglesia colocando amorosamente su mano pasada por los clavos sobre el hombro de cada miembro de iglesia con una expresión amable y acogedora. Jesús me preguntó, “¿Amas a mi pueblo?” puedo decir que, si los amaba, pero tenía que admitir que algunos eran particularmente difíciles de amar. Las lágrimas comenzaron a fluir mientras confesaba mi pecado. Luego vi los pies de Jesús marcados por los clavos parados frente al púlpito donde predico cada semana. Jesús dijo, “Yo morí para que pudiera perdonar y salvar a las personas de este mundo. ¿Estás predicando el evangelio cada semana con pasión por las almas perdidas?” podía decir que era mi deseo predicar el evangelio con gran urgencia para salvar a los perdidos,   pero me sentía tan indigno ante Su presencia. Mis lágrimas fluían mientras confesaba mis pecados a Jesús. Luego vi su corona de espinas forzado hasta su frente. Escuché a Jesús decir, “Me humillé a mi mismo hasta la muerte en la cruz. ¿Buscas la alabanza de los hombres? “Podía decir que no quería la alabanza de los hombres, pero lloroso admití mi lucha con el orgullo. Me sentí totalmente indigno e inaceptable ante Su presencia, y las lágrimas fluyeron más profusamente. De repente Jesús se quitó Su túnica y vi su costado con la marca de la lanza que lo había traspasado. El dijo, “Aquellos que vienen a mí, yo no los hecho fuera.”

Entonces sentí el completo amor y aceptación del Señor como nunca lo había sentido. Sabía que mis pecados habían sido perdonados y sabía que había sido aceptado por El. Estaba disfrutando la revelación cuando escuché a mi esposa bajando las escaleras. Miré al reloj; era la medianoche. Dos horas parecían solo minutos. Todavía no estaba listo para hablar acerca de lo que había sucedido, así que regresé a la cama y volteé mi espalda hacia la puerta para que mi esposa no viera que estaba despierto. Entrando en la habitación, ella preguntó, “¿Qué te pasó?” Le dije, “¿Qué quieres decir?” Ella dijo, “Yo sé que algo te pasó. ¿Qué pasó?” Así que le conté todo y mi esposa inmediatamente fue a la sala a orar sola. La podía escuchar clamando a Dios para que ella también fuera bendecida.

 Al día siguiente, sábado, sentí el poder de Dios mientras predicaba el sermón. Varias personas tomaron su decisión por Cristo ese día. Después un hombre preguntó, “Pastor, ¿Le pasó algo a usted anoche?” Sorprendido le dije “¿Por qué pregunta?” El dijo, “Yo sé que algo debió haber pasado anoche. Todo el tiempo que usted estaba predicando, vi un resplandor en su rostro.” Cuando compartí lo que había sucedido, el dijo, “Ciertamente el Señor lo ha visitado.” Ese año 37 personas rindieron sus vidas a Jesús. En los años siguientes, después de esa noche, cientos de personas han tomado su decisión por Cristo. ¡Que el Señor Jesús sea alabado por siempre!

Textos bíblicos para orar

  • Lucas 3:21, 22—Después de Su bautismo, Jesús oró para que el Espíritu Santo viniera sobre el.
  • Hechos 1:5-8—Recibirás poder cuando el Espíritu Santo venga sobre ti.
  • Hechos 2:1-4—Y fueron llenos con el Espíritu Santo y comenzaron a hablar varios lenguajes.
  • Hechos 4:31—La iglesia primitiva recibió poder mientras oraban para que el Espíritu de Dios viniera sobre ellos.
  • Hechos 8:15-17—Ellos habían sido bautizados en agua en el nombre de Jesús, pero necesitaban el Espíritu Santo.
  • Lucas 11:11-13—El bautismo del Espíritu Santo es dado a aquellos quien lo buscaba a través de la oración.
  • Hechos 5:31, 32—Para aquellos que están dispuestos a obedecer, el Espíritu Santo les será dado.

Oraciones sugeridas

  • Amado Padre, bautízame en es Espíritu Santo para que pueda vivir y amarte con éxito.
  • Es mi gran deseo, Señor Jesús, que te pueda representar bien al Prepara mi corazón para recibir el Espíritu Santo y compartir Tu amor con las personas en mi vida.
  • Guíame a toda verdad para que siempre pueda hacer las cosas que son agradables a tu Permite que el Espíritu Santo me revele lo que tu quieres que sepa y lo que quieres que comparta. Que mis convicciones y preocupaciones vengan de tu corazón y no de mis tendencias egoístas.
  • Oramos por que nuestros amados que han abandonado la fe puedan recordar lo que era estar en amistad contigo y anhelen reunirse Ayúdales a sentir y aceptar tu amor y perdón.
  • Señor, pedimos tu protección para los misioneros trabajando en lugares peligrosos.
  • Oramos por los 16 millones de personas en las 6 ciudades menos alcanzadas en la División del Pacifico Oramos por el bautismo diario del Espíritu Santo sobre sus miembros mientras alcanzan con amor a los no alcanzados.
  • Oramos para que el Espíritu Santo nos ayude a conocer como alcanzar los 406 millones de personas en 105 ciudades menos alcanzadas en la División Asia-Pacífico
  • Bendice al Ministerio de Capellanía Adventista mientras movilizan capellanes y miembros interesados en ministrar a aquellos que están en prisión.
  • También oramos por nuestro listado de siete personas o más (mencione sus nombres de ser apropiado).
  • Requisitos de oraciones local:

Himnos sugeridos

Jesús Te Puede Ayudar

No espere mas...

Pedidos de Oración

¿Quieres recibir más mensajes como este?

¿Quieres recibir más mensajes como este?

Suscríbete a nuestra lista de entrega de mensajes para el crecimiento Espitritual.

Bendiciones! Pronto le estaremos enviamndo mensajes de crecimiento espiriyual.

Pin It on Pinterest

Share This
%d bloggers like this: